viernes, 2 de abril de 2010

Él



Densa y espesa, su silueta aromática atraviesa mi ser.
Impregna mis cabellos, se mete por mis poros.
Densa, siempre densa. Espesa, aromática y envolvente… extasiante.
La veo esfumarse entre la gente, la veo materializarse entre más gente.
Me inquieta. Tan densa.
Respiro ese aroma pesado. Me desconcierta, me aturde, me marea.
Siento nauseas.
¡Pero que agradable aroma!
Pero que bella silueta, tan delicada y masculina. Me fundo en ella.
Siento miedo.
¿Por qué me sigue? A donde quiera que vaya, ¡ahí está!
Ya no es bella… es más espesa. Demasiado densa.
Ese aroma me ahoga, me sofoca.
No puedo respirar. ¡Que alguien la aparte de mí!
Demasiado densa.
Demasiado espesa.
Me muero en ella.





Angge Le Bon






Publicar un comentario