viernes, 8 de octubre de 2010

Sin Título 3




Mira la luna sonriéndo en el ojo del ave que habita en el río.
Huele la hierba reseca del monte cruzando ese valle sombrío.
Siente el susurro del viento cantando en tu pelo esas noches de frío.
Aprecia el momento inminente que llega a tu mente en tu hora de muerte.




Angge Le Bon



Publicar un comentario