miércoles, 20 de julio de 2011

Una vez las palabras

Una vez teníamos las palabras.
Buey y halcón. Arado.
Había claridad.
Salvajes como cuernos
curvos.
Vivíamos en estancias de roca.
Colgábamos nuestro pelo de las ventanas
y por él subían los hombres.
Un jardín tras las orejas, los rizos.
En cada colina, un rey
de esa colina. Por la noche se tiraba de los
hilos
de los tapices. Los hombres desenmarañados
gritaban.
Todas las lunas se revelaban. Teníamos las
palabras.
[...]


Stan Rice
de "Una vez las palabras"
Muchacho blanco (1976)
Publicar un comentario