jueves, 2 de diciembre de 2010

Nocturne



Y, ¿Cuándo te diste cuenta? Mis fríos dedos tocan tu pelo.
Un débil sentimiento se mueve en mi aún doloroso pecho
como un flotante y plateado hilo, me esconderé por la eternidad.

Ah... tu voz, tu fragancia... nunca volverán a alcanzarme de nuevo.
Todo de mí estará allá.
Mis desesperanzados sentimientos flotarán por siempre en el agua, sin ver nunca el futuro.
Simplemente vagando hacia el olvido, arrastrado...

Y, ¿Puédes escuchar mi voz? Así como te desvaneces en la distancia, extendiendo mis dedos.
En esta noche, desteñida de azul, el sonido de la lluvia golpea mis oídos; estoy inmóvil.
Su plateado sonido resuena como una llamada a través de la noche.

Ah... aunque me separe de ti, mi fija mirada aún te ilumina.
Todo de mí estará allá.
Desecho mi cuerpo como una flor que pierde sus pétalos hacia la oscuridad.
Desaparezco con el dorado polv de la sombría luna, y me hundo.

Me ahogué y morí en el lago. Eres igual que tu tristeza.
Es mejor que algo y modelar tu piel.
Mi Alma no está en tu vista. Me dejo llevar. Soy transparente,
aún te amo. Pero estoy durmiendo en lo profundo del lago.

Ah... ¿Cuán lejos iría? Recuerdos perdidos...
Todo de mí estará allá.
Ondeando hasta el fin de esas aguas... tu cuerpo no volverá nunca más a sentir mi abrazo.
Parezco seguir las plateadas ondas
que se hunden profundamente...
Dejándose llevar y está profundo...
Hacia el más profundo lugar...


Közi
Publicar un comentario